Leonardo, un niño de 13 años falleció a causa de un error humano en parque de Xcaret. "La Fiscalía no me quería entregar el cuerpo de mi hijo": Padre


Xcaret, Quintana Roo.一 Miguel Ángel Luna Calvo, padre de Leonardo, el menor de 13 años que murió al ser succionado por un filtro en el parque Xenses, en Xcaret, Quintana Roo, relató que "Se hincó ante el personal de la Fiscalía General de Quintana Roo para que le permitieran hacer una relatoría de los hechos, y para poder llevarse a su hijo". 

El padre de Leonardo y su familia viajaron al parque el fin de semana pasado para divertirse, pues dijo, era una recompensa porque los niños se habían portado excelentemente y como regalo por haber superado el COVID-19. 

El menor y su padre habrían entrado a una atracción del parque, una que se anuncia como una experiencia relajante que permite flotar hasta el final del recorrido, cuando se percataron de que uno de los filtros se encontraba abierto, por lo que el mecanismo de succión atrajo al menor y lo atrapó de una pierna. Luna Calvo relata, que al perder de vista a su hijo regresó en su búsqueda y lo sacó a la superficie y le practicó respiración boca a boca y masaje cardiaco, en lo que llegó una ambulancia sin equipo, y trasladó a Leonardo a un hospital lejano, a más de media hora del parque, y que llegó vivo. 

Comenta que en el hospital privado no había un médico especialista, por lo que buscó trasladar a su menor hijo a un hospital de la Ciudad de México, pues era la única oportunidad de sobrevivir. Al final Leonardo murió por ahogamiento.

"Cuando llegué a la Fiscalía, pues me percaté de que a mi hijo se lo había llevado el Servicio Médico Forense, me dijeron 'Viene a firmar el perdón, ¿verdad?'' a lo que respondí que sí, pero que me dejaran hacer una relatoría de hechos, pues es mi derecho decir qué pasó...". Estuve más de deis horas rogándoles por que me entregaran a mi hijo, me hinqué y lloré con la abogada; Luna Calvo dijo que sufrió mucha intimidación por parte de la Fiscalía.

El padre de Leonardo dijo: "Me llamaron del parque [Xenses] y me dijeron que había un error, pues en el acta de defunción decía que la causa de la muerte era ahogamiento; a lo que respondí: ¡Pues claro!"; su intención, era no entregarle el cuerpo de su hijo si en el acta aparecía como ahogamiento, a menos que se cambiara; a lo que se negó.

 Ahora la Fiscalía investiga el homicidio culposo, el Xenses niega las afirmaciones del padre de la víctima y Protección Civil ha ya clausurado la atracción.

No podemos quedarnos callados, dijo Miguel Ángel Luna a su esposa cuando llegó el ataúd de su hijo.

Publicar un comentario

0 Comentarios